Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Afrontando los días festivos

December 15, 2016

 

"Da luz y la gente encontrará el camino.” (Ella Baker)

 

Nosotros ofrecemos la siguiente guía para aquellos que tal vez están pasando los días festivos sin alguien especial o quieren compartir estas palabras con alguien que necesita apoyo.

 

Cada día puede traer nuevos desafíos para los afligidos, ya que enfrentan dolor y tristeza en una etapa de su vida diferente a cualquier otra. Se espera que, lentamente, y con el tiempo, las rutinas se restablezcan y los afligidos se re-comprometan en relaciones y actividades que afirman la vida.

 

Pero a medida que pasa el tiempo, los adultos, los niños, las familias y los amigos se enfrentan con muchos eventos que son recordatorios de las personas que extrañan. Hay varios eventos comunes y tradicionales como el Día de Acción de Gracias, el Día de la Madre y el Día del Padre, así como ceremonias religiosas o culturales en curso. Y hay muchas otras actividades y días a lo largo del año que son personalmente significativas, como el aniversario de la muerte, el cumpleaños de un ser querido, la graduación o el nacimiento de un niño. Incluso las familias que se encuentran en una etapa emocionalmente estable pueden experimentar ciertos momentos que provocan tristeza o anhelo. No hay manera correcta de sentir o dirigir eventos o ceremonias. Más bien, el objetivo es descubrir la mejor manera para que usted y su familia puedan recordar y afrontar momentos importantes de la vida.

 

Puede ser útil pensar que los días festivos o eventos abarcan tres fases: el antes, el durante y el después.

  • El antes: La gente suele sentir más estrés al anticipar un evento. El "primero" de algo es a menudo el más difícil de aceptar. Mientras se aproxima una fecha o evento significativo ese pensamiento puede empezar a ocupar su mente. Preocuparse de ello puede conducir a la evitación y por lo tanto no hacer planes, pensando "De alguna manera voy a sobrellevar esto.” El prepararse, tomar decisiones y sentirse en control puede empoderar a una persona.

  • El durante: Es improbable que la realidad coincida con la imaginación. Por lo tanto, es importante estar en el momento y administrar el día o las actividades según sea necesario. Esto puede significar estar preparado para cambiar de rumbo o hacer planes alternativos si las cosas no van como planeadas o lo que necesita o quiere ha cambiado. Es completamente aceptable salir de una reunión temprano, o llamar a un amigo(a), o ir a dar un paseo.

  • El después: Una vez que un evento o ceremonia ha terminado, es normal sentir una sensación de alivio. Es importante apreciar la energía física y emocional que se necesita para pasar por algo difícil. Tome el tiempo para evaluar cómo resultaron las cosas, conserve lo que sería bueno repetir y lo que puede ser cambiado la próxima vez.

Guía para afrontar aniversarios, fiestas y rituales

  • Tenga expectativas apropiadas. Si se trata de un evento recurrente, como el Día de Acción de Gracias, es importante equilibrar y determinar los pros y los contras de intentar recrear el pasado y desarrollar algo nuevo. Independientemente de lo tanto que se esfuerce, las cosas son diferentes y esto debe ser reconocido.

  • De la oportunidad y el permiso de que todos experimenten sus propios sentimientos. Puede consolar, el saber que es normal tener momentos difíciles durante ciertos días festivos y celebraciones. Sin embargo, también es aceptable y apropiado sentirse esperanzado y disfrutar del evento, incluso cuando alguien importante se extraña.

  • Confié en sí mismo. Otros pueden ofrecer consejos y sugerencias de buena fe, pero considere lo que sea mejor para su propia situación.

Tenga en cuenta las necesidades especiales de los niños.

  • A los niños se les necesita describir los eventos En particular, con ceremonias religiosas o culturales que no son familiares, el ser específico sobre lo que sucederá ayuda a que usted y sus hijos puedan decidir la mejor manera de participar.

  • Los niños talvez querrán que algunas cosas sean exactamente como antes. Es posible que deseen conservar un sentido de normalidad y seguridad.

  • Considere la comunidad de su niño(a) aparte de la familia y el hogar. Por ejemplo, si la madre de un niño(a) murió, puede ser útil consultar con los maestros de la escuela sobre cualquier actividad planeada y hacer los ajustes necesarios.

  • Los tiempos especiales pueden ser un buen momento para compartir recuerdos. Las actividades pueden incluir ir al restaurante favorito de la persona o recordar mientras viendo viejos videos o fotos.

  • Los niños pueden sentir ambivalencia o culpabilidad por divertirse o aceptar a nuevas personas en celebraciones. Las personas no pueden y no deben ser reemplazadas, las nuevas relaciones toman tiempo para desarrollarse y evolucionar por sí mismas. Respete y ayude a los niños a entender sentimientos y relaciones complejas.

  • Involucre a los niños. Tengan lluvias de ideas sobre nuevas maneras de conmemorar el día. Dada la oportunidad, los niños suelen presentar ideas inventivas y creativas. Talvez querrán hacer una cápsula del tiempo y poner cosas del pasado y agregar cosas para el futuro, o comenzar un video libro de recuerdos.

  • Piense más allá del evento.

  • Sea compasivo con emociones complejas. Si la relación era difícil, la ocasión puede provocar sentimientos no resueltos. Ahora tiene opciones sobre cómo y cuándo manejar el pasado y desarrollar futuras relaciones positivas.

  • Pida apoyo de otros. Diferentes personas pueden ser valiosos recursos para planear y manejar diversas situaciones. Los amigos y la familia pueden participar en las preparaciones de días festivos, los líderes espirituales son guías útiles para administrar y comprender los rituales. Puede ser un buen momento para reconocer a aquellos que aliviaron la carga y la tristeza de los días difíciles.

  • Ayuda a otros. Algunos se sienten consolados ayudando a otros durante eventos especiales, tal vez ofreciéndose como voluntarios o llevando productos horneados a un hospital o asilo de ancianos o participando en otro trabajo de caridad.

  • Esté dispuesto a hacer cambios. Las relaciones y la vida evolucionan con el tiempo. Lo que funcionó cuando los niños eran pequeños, o cuando la familia lejana estaba cerca podría necesitar ser revisada con el paso del tiempo.

  • Sea bueno consigo mismo: sepa cuándo y cómo tomar un descanso. Las actividades que le permiten recargar deben ser una prioridad. Café con un amigo, haciendo ejercicio, tomando un descanso de la tecnología, son algunas de las muchas maneras de controlar el estrés, manejar sentimientos complejos, y recargar.

Días festivos, aniversarios y rituales pueden ser reconfortantes, pero pueden crecer y cambiar con el tiempo. Pueden ser vistos como una oportunidad de crear una experiencia personal significativa.

 

Please reload

Recent Posts

June 27, 2017

Please reload

Archive